Manifiesto universitario.

Por la presente y tras un largo año sabático el cual recomiendo a todos os toméis unas 30 veces en vuestra vida, debo decir que ha sido una experiencia de lo más relajante y enriquecedora. Me siento orgulloso de cada día, de lo que he aprendido y lo que no he madurado, porque al fin y al cabo soy una fruta. Por ello, manifiesto que:

Ha quedado demostrado que no es perjudicial para la salud no ir a la universidad inmediatamente después de acabar el selectivo, panda de ansias carentes de imaginación.

Ha quedado demostrado que no solo eso, también se puede vivir y triunfar en ausencia de un título, que al final son papel mojado.

Aún siendo consciente de que el sistema educativo es una mierda y de que va a ser un asco, entraré el año que viene, a quien le interese, al grado de historia, con motivo de aprendizaje.

Aún siendo por puro aprendizaje, el motivo oculto es demostrar que sois una panda de lloricas y que se puede sobresalir y llegar al doctorado al puro estilo de Trisca: procrastinación y diversión.

Debo recordar a los que me digan que la universidad no es un paseo, que lo mismo dijísteis de ESO, Bachiller, La PAU de Historia, Geografía, el Máster, el encontrar trabajo y un largo etcétera. Si estáis dispuestos a que os vuelva a cerrar los morros, adelante. Estáis invitados a observar mi camino a la cima, como siempre. Con esto no quiere decir que no me daré ninguna hostia, porque, al fin y al cabo, son muy divertidas. Quiero recalcar que si Mariano Rajoy ha llegado a presidente del gobierno, cualquiera, cualquiera puede llegar todo lo lejos que se proponga. Menos muchos de vosotros, panda de pesimistas, tóxicos, aburridos, tocapelotas, carentes de personalidad, faltos de orgullo.

También quiero dejar claro que esta decisión es mía y de nadie más. Algo que hay que tener claro en la vida es que no se puede ser la marioneta de nadie ni guiarse por lo que una panda de borregos diga, pues quien sigue a un imbécil, solo puede ser un poco más imbécil.

Aunque parezca curioso, el ser un vago me ha demostrado que el esfuerzo es la mejor manera de poder hacer el vago. En mi etapa como alumno, mi jefe de estudios y profesor de física de bachiller me dijo que algún día tenía que demostrar mi capacidad. Tal vez es que soy un cobarde, aún teniendo narices para hacer lo que muchos de ustedes solo soñais, pero no he logrado demostrar todo mi potencial y es lo único de lo que me arrepiento; No obstante, no he muerto aún, por lo que seguiré teniendo bastas oportunidades de hacerlo. Mi conclusión es que espero algún día ser capaz de esforzarme tanto como alguno de vosotros -que sois pocos, pero lo sois-. Es un orgullo conoceros. Tenéis mi admiración. A mi me va más el estilo procrastinador, pero bueno, pienso que eso lo puede hacer cualquiera; lo que hacéis vosotros, no.

Ya para acabar, estáis invitados a animarme, pero sobretodo a criticarme, ponerme a caldo y decirme que no lo lograré. Llega hasta a ponerme cachondo, en serio. Como decía un ex-profesor: Tiempo al tiempo.

Y recuerda: la vida no tiene puto sentido. Sé el vector de tu función y encárgate de que sea siempre exponencial.