España no es capitalista

España no es un país capitalista.

Se nos ha educado en un falso capitalismo en el que se confunden términos. Mantenemos el capitalismo primitivo mercantil del feudalismo. se desconoce la paradoja del ahorro de keynes, por lo que se recorta en lugar de invertir y se paga el tiempo a precios ridículos. Deberíamos especular mas con el dinero que con nuestro tiempo

A lo largo de los años se nos ha tratado de convencer de que España es un país capitalista. Pero lo cierto es que dista de ser capitalista. Está a años luz de serlo. De hecho, diría que pocos paises son capitalistas.

Primero que todo, hay que tener en cuenta el pasado próximo de España. España ha sufrido una dictadura durante prácticamente 40 años de carácter fascista y luego católico, que es lo mismo, pero con más cruces y menos yugos y flechas. Durante su etapa de aperturismo, se fingió una especie de crecimiento consumista y capitalista: lo cierto es que no dejaba de ser una evolución de un capitalismo mercantil muy primitivo, más tildable de feudalismo que de capitalismo.

Y la razón es obvia, siguen habiendo grandes señores y caciques gobernando los diferentes territorios, viviendo de las rentas. Sigue habiendo más mentalidad de ahorro que de inversión, más mentalidad de robo y amiguismo, que de meritocracia y emprendimiento.

Segundo, se confunden términos. El capitalismo está basado en el movimiento del dinero, pero sus bases son la deuda y la especulación. Tener una deuda no es malo mientras genere dinero.

Esto se puede explicar con un ejemplo simplificado: Compro una casa por 100 Euros y uso una hipoteca de 100 euros con intereses de 20. Es decir, tengo que pagar 120 euros en 24 meses, por ejemplo. Esto genera una deuda de 5 euros mensuales. Es una deuda mala, evidentemente. Ahora, si alquilamos la casa a 7 euros al mes, hacemos que esa deuda sea positiva, pues nos reporta 2 euros al mes aún teniendo una deuda.

Bien, llevado a la macroeconomía, hay un factor a tener en cuenta: la confianza del mercado. Un mercado te compra deuda siempre y cuando tengas amplias garantías de devolverla. Conforme menos garantías das, más caros son los intereses de la compra. El tema de la deuda es algo que Alemania hace de lujo. Vende su deuda por intereses inferiores a los que compra a otros paises.

Un ejemplo simplificado: A Alemania le compran cada euro de deuda con un interés de 100%, es decir, por cada euro, debe devolver 2. A España, Alemania le compra la deuda con un interés del 200%, es decir, por cada euro, España debe devolver 3. Con esto, Alemania gana 1 euro por cada euro de deuda que vende al mercado y compra a España.

¿Por qué puede hacer esto Alemania? Sencillo: ofrece más confianza al mercado que España. Esta es la prueba de que España no es demasiado capitalista, pues, si lo fuera, siendo una de las economías mundiales, habría aprendido a dar mejor impresión al mercado mundial.

En lugar de dar confianza, España se ha esforzado en recaudar y recaudar todo el dinero que ha podido, y lo peor, o ha desaparecido en tramas de corrupción o se ha quedado amasado en grandes fortunas: esto hace que el dinero se frene y, por tanto, el sistema económico se caiga.

Y este punto es el que explica el tercero: en España no conocemos la paradoja del ahorro de Keynes. Esta explica que un país que no invierte en su ciudadanía y se pone a ahorrar -es decir, recorta- está empobreciéndose de forma inevitable. Es sencillo de entender. Si no inviertes en tus ciudadanos, los ciudadanos tienen que pagar más cosas y, por lo tanto, consumen menos. Si consumen menos, el país indirectamente recauda menos. Siguiendo el principio de la inflación de que el dinero pierde valor con el paso del tiempo, es impepinable entender que así el país pierde mucho dinero.

Si esto se conociera, en lugar de recortar, se invertiría en educación, en desarrollo, en investigación, en salud… E incluso manteniendo el presupuesto a la iglesia y unos cuantos millones que se roben -cosa que no debería pasar- el país crecería por sí mismo. Estas inversiones reducirían los gastos de las familias, haciendo que pudieran consumir más, aumentando la recaudación y su bien estar. Este bien estar haría de los trabajadores, más productivos, haciendo que las empresas mejoraran y, por lo tanto, también aumentarían la recaudación. Que las empresas mejorasen permitiría que hubiera más empleo y así… Todo mejoraría, poco a poco, pero lo haría.

Por último, la causa más visible: la inversión en gente que luego han tirado del país. Hemos estado invirtiendo en formar y cuidar a estudiantes que luego no han encontrado trabajo en el país. Esto ha hecho que muchos de ellos emigren -mano de obra muy cualificada- a otros paises, fomentando los servicios de calidad en otros paises y haciendo que el país tenga un ROI en esos alumnos muy negativo.

Es por eso por lo que España no es un país capitalista.


¿Qué opinas tú?